NOSOTROS

La Cascade

Una Historia de tradición

La Cascade abrió sus puertas por primera vez en Santiago en el año 1962, en el mítico local de la Plaza Pedro de Valdivia, a un costado del Cine del mismo nombre. Su fundadora fue Madame Yvette Raillard junto a su marido Tibor Weisz y su hijo Jacques, quienes tuvieron un éxito de inmediato. Era un bistró típico francés, íntimo, familiar y de una cocina que en ese entonces, solo se podía comer ahí. El restaurant se fue superando a sí mismo y se fue transformando en un recinto definitivamente bien montado y diseñado.

“Queremos que nuestro público perciba nuestro restaurant como un lugar único donde hay un equipo humano que está feliz, realizado y comprometido con la gastronomía francesa, en una propuesta ágil, relajada y sobre todo con un resultado espectacular… Sólo queremos lograr una calidad insuperable a un precio simplemente irresistible”

Ir arriba